Cómo Usar El Social Media En Un B2b

Lo más habitual en marketing online es hablar de estrategias B2C. Es decir, estrategias destinadas a fortalecer la relación de una marca con sus clientes o potenciales clientes. Sin embargo, tener visibilidad en Internet también puede perseguir otros fines como seguir estrategias en social media B2B.

Piensa que son muchas las empresas que están en redes sociales y no debemos desaprovechar esta situación. ¡Aprende cómo hacerlo en nuestro artículo de hoy!

 Las mejores redes para seguir una Estrategia Social Media B2B

Desde el lanzamiento de Facebook hace ya unos cuantos años han ido surgiendo diferentes redes, cada una con sus características y sus objetivos específicos.

Las más idóneas para realizar una estrategia de social media B2B son:

  • LinkedIn: Es la red social centrada en el B2B por excelencia. Está pensada para potenciar las relaciones entre empresas y entre éstas y sus empleados. Aquí, encontrarás grupos específicos por sectores, publicaciones muy interesantes en Pulse y, además, podrás ampliar tus círculos sociales.
  • Twitter: A pesar de no ser expresamente una red social de ámbito B2B, es verdad que los usuarios han hecho que vaya en esa dirección, ya que también se utiliza para opinar sobre temas más profesionales.
  • Facebook: Esta red social sirve tanto para el B2C como para el B2B. En ella, hay grupos temáticos por sectores, negocios que tienen diferentes perfiles en función del público objetivo, así como publicaciones de todo tipo.

También existen redes sociales temáticas en función de diversos sectores (conocidas como “de nicho”), pero de las generalistas estas tres son las más indicadas para una estrategia social media b2b.

 Peculiaridades del B2B vs B2C

Aunque los canales utilizados sean los mismos y muchas de las acciones sean parecidas, el funcionamiento del social media en B2B presenta diferencias frente al de los negocios centrados en B2C. Al fin y al cabo, se trata de públicos diferentes.

Vamos a ver alguna de esas diferencias entre estas dos estrategias:

  • El público es menor: El entorno B2C es masivo, pero en el B2B el público es mucho más pequeño y selectivo, dado que el objetivo es alcancar únicamente a empresas y no solo a grandes directivos, es más bien a los trabajadores según su puesto de trabajo.
  • Hay más fidelidad: Una vez que una empresa encuentra otra con la que trabajar, la relación suele ser duradera (a no ser que surja algún conflicto entre ambas). Encontrar un proveedor con el que se trabaje bien no es tan fácil, por lo que las relaciones suelen cuidarse y mantenerse en el tiempo.
  • Los procesos son más largos: En un proceso de compra B2C el usuario suele decidir por sí sólo la compra, o como mucho influye su unidad familiar. En un proceso B2B son muchas las personas involucradas, y más cuando la adquisición es de un valor monetario alto. Hay que tener paciencia en este tipo de estrategia, tanto para que te conozcan como para conseguir finalmente una conversión.

Por otro lado, aunque presenten diferencias con el B2C, las estrategias de social media B2B requieren seguir unos pasos muy parecidos. Entre otras cosas, hay que definir al buyer persona para después ofrecerle contenidos de interés, valor añadido y dejar que conozca bien a la marca.

Una vez que el representante de otra marca conoce bien tu negocio y muestra interés en él, es el momento de lanzar las acciones para lograr la conversión. Ofrecer contenido de valor, adaptado a la relación entre empresas y permitir que se involucre en tus proyectos, será una buena forma de atraerle.

Ten siempre en cuenta que el tono debe ser más profesional que en las relaciones B2C, y que a veces hay que hablar con diferentes personas de una misma compañía hasta que se cierren los acuerdos.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.