Internet De Las Cosas O IOT

El Internet de las cosas o IOT, por sus siglas en inglés (Internet of things), es un concepto del que se ha oído hablar mucho en los últimos meses.

Es un término que hace referencia a la interconexión de diferentes objetos cotidianos a Internet. Se trata de una revolución en las relaciones entre las personas y las cosas, e incluso entre los propios objetos entre sí.

Este tipo de conexiones fomentan el uso remoto de los objetos, por ejemplo, encendiéndolos o programándolos a distancia. Al mismo tiempo, sirven para desarrollar “smart things”, es decir, se trabaja en desarrollar nuevas funciones más avanzadas en diferentes objetos.

En esta línea, un frigorífico conectado al Internet de las cosas podría avisarte cuando algo esté a punto de caducar o necesites subir la temperatura del mismo.

A pesar de ser un término relativamente nuevo, hace mucho tiempo que se está trabajando en esta dirección y en muchos ámbitos es ya una realidad, dando mucho de que hablar al respecto.

 Soluciones empresariales con IOT

Este tipo de conexiones suponen una gran oportunidad para todo tipo de empresas, especialmente en el sector del marketing y la publicidad, ya que permite situar a las marcas en diversos canales a los que acuden los usuarios.

El Internet de las cosas, permite establecer una comunicación constante y fluida entre las empresas y sus clientes o potenciales clientes gracias a la compra programática de publicidad, que segmenta perfectamente a los usuarios y busca el momento idóneo para mostrar los mensajes.

 Sectores donde es más popular

No sólo el sector del marketing y la publicidad se puede beneficiar del Internet de las cosas, hay muchos otros tipos de empresas que ya están sacando partido a esta tendencia.

  • La industria de la producción en masa: Las empresas y fábricas que trabajan con grandes maquinarias y robots ya han comenzado a conectar estos aparatos a Internet. De esta manera, pueden controlar la fabricación desde cualquier lugar y tener un control más detallado de todo lo que ocurre en el proceso.
  • La infraestructura urbana: Son muchas las ciudades en toda Europa que se están convirtiendo en “smart cities”. Monitorean el funcionamiento de todos los aparatos de la ciudad, como las farolas, y adaptan su uso a la situación de cada momento.

La clave está en pensar qué aparatos utiliza día a día tu empresa, y ver cómo se puede mejorar su funcionamiento y su relación con el equipo humano gracias a Internet.

Tendencias del IOT en 2017

Si quieres saber cómo aplicar el Internet de las cosas en tu negocio y, así, llevar las ventas un paso más allá, debes saber qué tendencias al respecto se esperan para este año.

  • Monitorizar percepciones: Gracias a la conexión de todo tipo de cosas a Internet, ahora se puede medir cómo es la relación de los usuarios con estos objetos.
  • Alcance multicanal: Las empresas ya no deben centrarse en un único canal para llegar a su público objetivo, ya es posible lanzar mensajes multicanal y reforzar la comunicación corporativa adaptándose a las situaciones diarias de los usuarios.
  • Medición de impactos: Del mismo modo que se van a lanzar mensajes multicanal más allá de los canales habituales del marketing, también se va a medir cómo se perciben estos impactos y cómo se pueden mejorar.
  • Compromiso social y con el medio ambiente: Uno de los puntos fuertes del IOT, es su utilidad para mejorar el impacto social y medioambiental de las empresas.

Las empresas tienen ahora una oportunidad más para acercarse a sus usuarios de manera natural y para adaptarse mejor a los gustos y necesidades de su público. No pierdas de vista el Internet de las cosas y todas las oportunidades que puede ofrecer a tu empresa o negocio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.