Plan De Contenidos

Para desarrollar el plan de contenidos hay que seguir unas pautas básicas que nos permitan desarrollar nuestra estrategia con en base a un objetivo para llegar a nuestro público objetivo.

¿Cuáles son tus objetivos?

El primer paso para desarrollar un plan de contenidos es definir el objetivo principal y los objetivos secundarios que se pretenden alcanzar con esa campaña y centrar toda nuestra energía en llevarlos a cabo. Recuerda que los objetivos deben ser concretos, medibles y alcanzables. Definir con precisión la meta a conseguir nos ayudará a afinar  con la seleción de contenidos y a optimizar esfuerzos.

Plazo concreto

Toda estrategia debe desarrollarse en un periodo concreto, por lo que hay que fijar un plazo máximo. Recuerda, en este sentido, que los objetivos del marketing online requieren un plazo mínimo, ya sea lograr más ventas, hacer branding, promocionar algún producto o crear una comunidad de fans/followers; y que determinadas acciones puede estar ligadas a una fecha concreta que debe reflejarse en el plan de contenidos.

Define los canales

La selección del canal estará íntimamente relacionada con nuestro tipo de negocio y el público objetivo. Internet nos ofrece un gran abanico de posibilidades donde distribuir nuestros contenidos. La cuestión es determinar dónde se encuentra tu público objetivo y cuál es el mejor canal para dar a conocer tu producto o servicio.

Un buen trabajo previo de investigación nos permitirá determinar cuáles son los canales más indicados para conseguir nuestros objetivos y, con ello, evitaremos dispersar nuestros esfuerzos para centrarnos en aquellos donde se encuentra la mayor parte de nuestro target.

¿De qué temas hablamos?

Hay que de definir los temas en los que nuestro público objetivo está interesado y que, además, nos acercan a la consecución de nuestros objetivos. Hacer búsquedas en Google Adwords o Google Trends puede ser una buena forma de detectar aquellos términos más interesantes para establecer las palabras claves (key words).

Posteriormente habremos de centrarnos en los cuatro o cinco temas o palabras clave que consideres más interesantes para tu objetivo y trabájalos desde distintos enfoques. Lo importante es que sean temas que interesen a nuestro target y a través de los cuales podamos aportar valor a nuestros visitantes, incrementando la reputación y la confianza en nuestra marca y que nos permitan cumplir nuestros objetivos.

Establece el Timing o Cronograma

Define la distribución temporal de contenidos entre los diferentes días de la semana indicando la temática general, el tipo de canal. Primero deberemos  tener una visión global de cómo vamos a distribuir esos contenidos y, a continuación, entrar al detalle diseñando una tabla en que la planificar qué contenidos concretos pubilcaremos cada día y a qué hora.

Habremos de considerar:

  • Temática. Cuál va a ser la palabra clave y el contenido a desarrollar.
  • Enfoque. Contenido formal, irónico, entrevista, ESTUDIO, etc.
  • Formato. Artículo escrito, vídeo, publicación en redes sociales, etc.
  • Canal de distribución. Blog, Facebook, Twitter, etc.
  • Autor. Quién es la persona encargada de generarlo.
  • Fecha y hora de publicación.

Mide y Evalúa

Por último que analizar el alcance, la difusión generada por tus visitantes, las conversiones que han generado, el tono de los comentarios generados…para comprobar que tanto el contenido como la estrategia y planificación han sido las adecuadas o, en caso contrario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.