¿Qué Es El Data Driven Marketing?

En un mercado tan competido como el actual, la segmentación a la hora de lanzar campañas de marketing es más necesaria que nunca. De nada sirve lanzar mensajes masivos sin saber si las personas que van a recibirlos están interesadas en tus productos o servicios.

Por eso, es cada vez más habitual que surjan técnicas y estrategias centradas en definir cada vez más los objetivos y el público antes de llevar a cabo las acciones de marketing. Una de estas estrategias es el data driven marketing, ¿la conoces?

 Data Driven Marketing: Definición, metodología y ventajas

El Data Driven Marketing es una estrategia que reúne diferentes técnicas para medir y definir en tiempo real diferentes insights o patrones de mercado. Es decir, mide tanto la evolución del sector y de los usuarios en cuanto a datos externos se refiere, y la situación actual de la empresa en cuanto a datos internos.

Estas mediciones son indispensables para poder tomar decisiones estratégicas de calidad en poco tiempo. Decisiones con las que generar comunicaciones personalizadas para promocionar un producto o servicio y convertir a los usuarios en clientes.

En definitiva, se trata de convertir las mediciones en conocimiento y rentabilizarlo de manera eficiente.

 Fases del Data Driven Marketing

Llevar a cabo este tipo de estrategia requiere de un proceso más o menos rápido en función de la tecnología utilizada.

  1. Recolección de datos: Con la llegada del Big Data, es cada vez más fácil y económico para las empresas contar con buena tecnología para registrar grandes cantidades de datos.
  2. Interpretación: Es la clave del Data Driven Marketing. Esta es la fase en la que la tecnología debe ser capaz de analizar e interpretar los datos para convertirlos en información útil.
  3. Definición de las acciones: Fase en la que entra en juego el equipo humano. Se trata de tomar decisiones en base a la información recibida y plasmarlas en acciones de marketing concretas.

 ¿Qué beneficios tiene?

España aún sigue estando a la cola en cuanto a la implementación y uso del Data Driven Marketing. Muchas empresas siguen apostando por la técnica de “prueba y error” con sus campañas, o por los análisis DAFO. No se trata de malas opciones, pero se quedan cortas a la hora de rentabilizar la inversión.

¿Por qué deberíamos dejar atrás estos métodos y apostar por el análisis de datos?

  • Rapidez: Disponer de datos en tiempo real facilita la toma de decisiones y evita muchos análisis largos y costosos.
  • Rentabilidad: Conociendo datos reales la segmentación que se puede hacer es absoluta evitando malgastar dinero en aquellas personas que no están interesadas en el producto o servicio.
  • Optimización: Permite diseñar campañas mucho más precisas, incluso en los casos multicanal, que respondan a las necesidades de los usuarios.
  • Anticipación: Conocer cómo se comportan los usuarios y el mercado permite que la tecnología genere patrones y prediga lo que va a ocurrir.

Además, la tecnología necesaria para trabajar el Data Driven Marketing es útil en todos los aspectos del marketing. Es decir, interviene tanto en la segmentación del público objetivo, como en la definición de los objetivos de la empresa y en la planificación del presupuesto.

La recopilación de datos va a despejar dudas y hacer el trabajo racional de cada campaña. La única parte que sería responsabilidad total del equipo humano es la creativa, el desarrollo de las acciones de comunicación.

Las empresas deben dejar de pensar en el uso de tecnología como un gasto y planteárselo como una inversión.

¡Apuesta por el Data Driven Marketing y empieza a rentabilizar cada euro destinado al marketing!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.